Descripción general

En los adultos, el carcinoma de células renales es el tipo más frecuente de cáncer de riñón y representa aproximadamente el 90 por ciento de los tumores cancerosos. También pueden presentarse otros tipos menos frecuentes de cáncer de riñón. Los niños pequeños son más propensos a desarrollar un tipo de cáncer de riñón llamado «tumor de Wilms».

La incidencia del cáncer de riñón parece ser cada vez mayor. Un motivo puede ser el hecho de que las técnicas de diagnóstico por imágenes, como las tomografías computarizadas, se usan con más frecuencia. Estas pruebas pueden hacer que se descubran más tipos de cáncer renal accidentalmente. En muchos casos, el cáncer renal se detecta en una etapa temprana, cuando los tumores son pequeños y están limitados al riñón, con lo cual son más fáciles de tratar.

Síntomas

En raras ocasiones, el cáncer de riñón causa signos o síntomas en sus primeros estadios. Y, en la actualidad, no existen pruebas de rutina para detectar el cáncer de riñón cuando no hay síntomas. En los últimos estadios, los signos y síntomas del cáncer de riñón pueden comprender:

  • Sangre en la orina, la cual puede verse de color rosa, rojo o cola
  • Dolor en la espalda o en los costados del cuerpo que no desaparece
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Cansancio
  • Fiebre que, por lo general, aparece y desaparece (intermitente)

Cuándo consultar al Especialista

Pide una cita médica con el médico si tienes síntomas o signos persistentes que te preocupen.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de riñón comprenden:

  • Edad avanzada. El riesgo de tener cáncer de riñón aumenta con la edad.
  • Tabaquismo. Los fumadores corren más riesgo de padecer cáncer de riñón que los no fumadores. El riesgo disminuye después de dejar de fumar.
  • Obesidad. Las personas que son obesas corren más riesgo de tener cáncer de riñón que las personas cuyo peso se considera promedio.
  • Presión arterial alta (hipertensión). La presión arterial alta aumenta el riesgo de padecer cáncer de riñón.
  • Tratamiento de la insuficiencia renal. Las personas que reciben diálisis a largo plazo para tratar la insuficiencia renal crónica corren más riesgo de tener cáncer de riñón.
  • Ciertos síndromes hereditarios. Las personas que nacen con ciertos síndromes hereditarios pueden correr más riesgo de tener cáncer de riñón, entre ellas, las personas que padecen la enfermedad de Von Hippel-Lindau, el síndrome de Birt-Hogg-Dubé, el complejo de esclerosis tuberosa, el carcinoma hereditario de células renales papilares o un cáncer renal hereditario.
  • Antecedentes familiares de cáncer renal. Incluso si no presentan un síndrome hereditario, las personas que tienen antecedentes importantes de cáncer de células renales presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de riñón.
  • Exposición a determinadas sustancias en el lugar de trabajo. Por ejemplo, podría ser una exposición al cadmio o a herbicidas específicos.

Prevención

Tomar medidas para mejorar tu salud puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de riñón. Para reducir el riesgo, haz lo siguiente:

  • Deja de fumar. Si fumas, deja de hacerlo. Existen muchas opciones para dejar de fumar, entre ellas programas de apoyo, medicamentos y productos de reemplazo de la nicotina. Dile a tu médico que deseas dejar de fumar y juntos debatan acerca de tus opciones.
  • Mantén un peso saludable. Trabaja en pos de mantener un peso saludable. Si tienes sobrepeso u obesidad, disminuye la cantidad de calorías que consumes por día e intenta mantenerte físicamente activo la mayoría de los días de la semana. Pregúntale a tu médico acerca de otras estrategias saludables que te ayuden a bajar de peso.
  • Controla la presión arterial alta. Pídele a tu médico que te controle la presión arterial en tu próxima consulta. Si tienes la presión arterial alta, puedes hablar acerca de las opciones para reducir los valores. Las medidas relacionadas con el estilo de vida, como hacer ejercicio, adelgazar y realizar cambios en la dieta, pueden ayudar. Es posible que algunas personas tengan que recurrir a los medicamentos para reducir la presión arterial.

                         Separe su cita con nuestros especialistas acá 

 

 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/kidney-cancer/symptoms-causes/syc-20352664

Descripción general

 

Varicocele

Los varicoceles son una causa frecuente de la baja producción y baja calidad del esperma, lo cual puede provocar esterilidad. Sin embargo, no todos los varicoceles afectan la producción de esperma. Los varicoceles también pueden hacer que los testículos no se desarrollen normalmente o se encojan.

La mayoría de los varicoceles se manifiestan con el tiempo. Afortunadamente, la mayoría de los varicoceles son fáciles de diagnosticar y muchos no necesitan tratamiento. Si el varicocele causa síntomas, se puede reparar quirúrgicamente.

Síntomas

A menudo, el varicocele no produce signos ni síntomas. Rara vez, puede causar dolor. El dolor puede:

  • Variar entre un dolor agudo y una molestia leve
  • Aumentar cuando estás de pie o haciendo esfuerzos físicos, especialmente durante largos períodos
  • Empeorar con el transcurso del día
  • Disminuir cuando te recuestas boca arriba
  • Alteración de la fertilidad

Con el paso del tiempo, el varicocele podría agrandarse y ser más evidente. El aspecto del varicocele se ha descrito como similar al de una «bolsa de gusanos». La afección podría causar hinchazón del testículo, casi siempre del lado izquierdo.

Cuándo consultar al Especialista

Debido a que el varicocele generalmente no produce síntomas, en general, no se necesita tratamiento. El varicocele podría detectarse durante una evaluación de la fertilidad o una exploración física de rutina.

Sin embargo, si tienes dolor o inflamación en el escroto, descubres un bulto en el escroto, observas que los testículos tienen diferente tamaño, padeciste varicocele cuando eras joven o tienes problemas para concebir, consulta a tu médico. Diversas afecciones pueden provocar un bulto en el escroto o dolor testicular, algunas de las cuales deben tratarse de inmediato.

Causas

El cordón espermático transporta sangre desde y hacia los testículos. No se sabe con exactitud qué produce el varicocele.

No obstante, muchos expertos creen que se forma cuando las válvulas dentro de las venas del cordón impiden el flujo adecuado de la sangre. La acumulación resultante hace que las venas se ensanchen. Esto podría dañar el testículo y afectar la fertilidad.

Con frecuencia, el varicocele se forma durante la pubertad. El varicocele suele aparecer en el lado izquierdo, muy probablemente debido a la posición de la vena testicular izquierda.

Factores de riesgo

No pareciera haber ningún factor de riesgo significativo para contraer varicocele.

Complicaciones

El varicocele podría causar lo siguiente:

  • Encogimiento del testículo afectado (atrofia). El grueso del testículo está compuesto por túbulos que producen esperma. Cuando se daña, por ejemplo por varicocele, el testículo se encoge y ablanda. No está claro por qué se encoge el testículo, pero el funcionamiento incorrecto de las válvulas permite que se acumule sangre en las venas, lo que puede provocar una mayor presión en ellas y la exposición a toxinas en la sangre que pueden causar daño testicular.
  • Esterilidad. El varicocele podría mantener la temperatura local dentro o alrededor del testículo demasiado alta, lo cual afecta la formación, el movimiento (motilidad) y el funcionamiento del esperma.

           Separe su cita con nuestros especialistas acá  

 

 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/varicocele/symptoms-causes/syc-20378771

Las ITS, también llamadas Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) o enfermedades venéreas, son infecciones producidas por bacterias, virus, hongos o parásitos que se suelen ser transmitidas al tener relaciones sexuales sin protección.

Ejemplos

Existen más de 20 tipos de ITS; algunas son:

  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Clamidia
  • Herpes
  • Chancro
  • VIH
  • Hepatitis B
  • VPH

El VIH y la Hepatitis B no tienen cura, pero se puede reducir su efecto si son detectadas y tratadas oportunamente.

Formas de infección

A pesar de que se llaman de transmisión sexual, existen otras formas de adquirir ITS, a saber:

  • Sexo vaginal, oral o anal sin uso de condón.
  • Contacto de los genitales con piel infectada
  • Contacto con sangre, semen o fluidos vaginales infectados
  • Compartir agujas o jeringas
  • Recibir transfusiones de sangre contaminada
  • Se ha hecho piercings o tatuajes con elementos contaminados
  • Procedimientos odontológicos o médicos, cortes de cabello, manicure o pedicure con instrumentos no esterilizados.

Síntomas

  • Ardor al orinar
  • Supuración en los genitales masculinos
  • Flujo vaginal con olor y color distinto al usual
  • Dolor abdominal bajo o en los testículos
  • Úlceras genitales
  • Aparición de granos, verrugas, ampollas, inflamaciones o cambios no comunes en los genitales.

De presentar alguno de estos síntomas, es necesario consultar con un profesional de la salud.

Prevención

La forma más común de evitar una infección de transmisión sexual es mediante la utilización correcta del condón.

Aunque muchas personas dejan la utilización del condón sólo para la eyaculación, se recomienda utilizar preservativos para todo tipo contacto genital de tipo penetrativo (sexo vaginal y anal) e igualmente para la práctica del sexo oral.

Uso adecuado del condón masculino:

    1. Rasga el empaque por un lado con la yema de los dedos (por donde tiene las ranuras). No uses los dientes, las uñas, tijeras o navajas, pues el condón se puede romper.

Enfermedades de trasmisión sexual condon1

    1. Revisa que esté lubricado y no lo desenrolles antes de ponértelo.

Enfermedades de trasmisión sexual condon2

    1. Pon el condón en la cabeza del pene, estira la punta para que quede un espacio reservado para el semen.

Enfermedades de trasmisión sexual condon3

    1. Presiona la punta del condón para sacar el aire y desenróllalo hasta llegar a la base del pene.

Enfermedades de trasmisión sexual condon4

    1. Después de eyacular, sujeta el condón por su base y retíralo mientras el pene está erecto para evitar contacto con los fluidos

Enfermedades de trasmisión sexual condon5

    1. Deposítalo en la basura. Usa uno nuevo en cada relación sexual

Enfermedades de trasmisión sexual condon6

Uso adecuado del condón femenino:

  1. Retira el condón del empaque.
  2. Encuentra una posición cómoda. Para insertar el condón femenino, tendrás que encontrar una posición que te funcione. Es como ponerse un tampón: tienes que sentirte cómoda y tener acceso a tu vagina antes de poder insertar el condón. Puedes tratar de poniéndote en cuclillas, recostándote, o poniendo un pie sobre una silla.
  3. Sujeta los lados del anillo cerrado al tiempo. Aunque el preservativo será un poco resbaladizo a causa del lubricante, asegúrate de que tienes un agarre razonablemente firme antes de insertarlo.
  4. Inserta el anillo cerrado y el condón en tu vagina. Insértalo como un tampón. Empuja hacia arriba con el dedo.
  5. Empuja el anillo interno en la vagina, apuntando hacia la parte baja de la espalda hasta que llegue al cuello uterino. Una vez en el cuello uterino, naturalmente, se va a expandir y no podrás sentirlo más. De nuevo, esto es muy parecido a la inserción de un tampón – si todavía puedes sentirlo dentro de ti, entonces no lo colocaste correctamente.
  6. Saca tu dedo. Asegúrate de que el anillo abierto está colgando a una distancia de por lo menos una pulgada fuera de la vagina. Si cuelga mucho más, puede que tengas que comprobar si el anillo interior está insertado correctamente.
  7. Es normal que el condón femenino se mueva de un lado a otro una vez que estás teniendo sexo. Mientras el anillo interior se mantenga introducido y el pene del hombre esté dentro del condón, no hay problema. Si el pene se ha salido o el condón se ha aflojado, puedes volver a insertarlo cómodamente siempre que el hombre no haya eyaculado todavía.

Separe su cita con nuestros especialistas acá  

 

 

Fuente: https://profamilia.org.co/inicio/joven-2/servicios-joven/its-infecciones-de-transmision-sexual/

La vasectomía (también denominada “esterilización masculina”) es un procedimiento quirúrgico. El objetivo es que proteja contra embarazos de forma permanente, por lo que es muy efectiva.

¿Qué es una vasectomía?

Una vasectomía es una cirugía sencilla que realiza un médico en un consultorio, un hospital o una clínica. Los pequeños conductos en tu escroto que transportan el esperma se bloquean, por lo que el este no puede salir del cuerpo y provocar un embarazo. El procedimiento es muy rápido, y puedes regresar a tu casa ese mismo día. Además, tiene una altísima efectividad para evitar embarazos, casi del 100%.

Existen dos tipos de vasectomía: el método con incisión y el método no quirúrgico (sin corte) Los métodos sin corte reducen el riesgo de infección y otras complicaciones, y en general tardan menos tiempo en cicatrizar.

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y usualmente, no se puede revertir. Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas dejar a nadie embarazada durante el resto de tu vida.

El término “vasectomía” proviene de los conductos del escroto que se bloquean durante el procedimiento: los conductos deferentes (del latín vas deferens).

¿Cómo funciona la vasectomía?

Vasectomía vasectomy spanish whitebg

El esperma (las células microscópicas que se unen a un óvulo para provocar un embarazo) se genera en los  testículos. El esperma sale de los testículos a través de dos conductos denominados conductos deferentes y se mezcla con otros fluidos para crear el semen. El esperma en el semen puede provocar un embarazo si entra a la vagina.

Una vasectomía bloquea cada conducto deferente, dejando al esperma fuera del semen. Los espermatozoides permanecen en los testículos, y el cuerpo los absorbe. Alrededor de 3 meses después de una vasectomía, el semen deja de contener esperma, por lo que no puede provocar embarazos. Tendrás la misma cantidad de semen que antes, la única diferencia es que no tendrá esperma.

La vasectomía no cambia la forma en que se siente tener un orgasmo o eyacular (venirse). El aspecto, la textura y el sabor del semen siguen siendo iguales después de una vasectomía, lo único que cambia es que no puede dejar a nadie embarazada.

¿Qué tan segura es la vasectomía?

a vasectomía es extremadamente segura para la mayoría de las personas, pero todos los procedimientos médicos tienen algunos riesgos. El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y en general, no se puede revertir.

¿Es segura la vasectomía?

La vasectomía es muy segura, y muy pocas personas tienen complicaciones. Sin embargo, como en todo procedimiento médico, existen posibles riesgos. Los riesgos más comunes de una vasectomía son leves y se pueden tratar.

¿Puedo hacerme a una vasectomía?

La mayoría de las personas que tienen pene y testículos pueden someterse a una vasectomía de forma segura. Tu médico o enfermera hablarán contigo sobre tu salud para asegurarse de que la vasectomía sea el procedimiento indicado para ti.

Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas tener hijos por el resto de tu vida.

Es posible que la vasectomía no sea una buena opción en los siguientes casos:

  • Puede que desees tener hijos biológicos en el futuro.
  • Tu pareja, tus amigos o tu familia te están presionando.
  • Esperas que una vasectomía solucione problemas que pueden ser pasajeros, como problemas matrimoniales o sexuales, enfermedades mentales o físicas de poca duración, problemas financieros o desempleo.

¿Se puede revertir una vasectomía?

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, de modo que, en general, no se puede revertir.

En ocasiones, es posible revertir una vasectomía, pero no hay garantías, y es posible que nunca recuperes la fertilidad. Revertir una vasectomía implica una cirugía complicada que puede ser muy costosa.

Que la reversión de una vasectomía dé resultado o no depende de:

  • El tiempo que transcurrió desde que te sometiste a la vasectomía.
  • El tipo de vasectomía que te hiciste.
  • Si tu cuerpo desarrolló anticuerpos contra el esperma (cuando tu sistema inmunitario ataca al esperma).

Si te preocupa la reversión al considerar someterte a una vasectomía, es probable que lo mejor sea esperar.

Antes de someterte a una vasectomía, piensa en cualquier cambio de vida que pueda afectarte en el futuro, como un divorcio, una nueva pareja o la muerte de un hijo. No necesitas el permiso de tu pareja para someterte a una vasectomía, pero es aconsejable que hables sobre esta decisión con ella (o cualquier persona que pueda apoyarte y aconsejarte al respecto).

Existen otras maneras no permanentes para evitar embarazos, como el condón, relaciones sexuales sin penetración, retirar el pene antes de eyacular. Además, tu pareja también tiene muchas opciones de métodos anticonceptivos. El DIU (dispositivo intrauterino) e implanteson casi tan eficaces como la vasectomía y duran mucho tiempo, pero no son permanentes.

¿Cuáles son los riesgos de una vasectomía?

Someterse a una vasectomía suele ser muy seguro, sin embargo, como en todo procedimiento médico, pueden existir algunos riesgos. Por ejemplo, dolores pasajeros, hematomas e infecciones son los más comunes. Es posible que la médico deba administrarte un antibiótico para tratar la infección.

Comunícate con el médico si te hiciste a una vasectomía y tienes alguno de los siguientes signos de infección:

  • Fiebre superior a 100 °F (38 °C).
  • Sangre o pus donde se realizó el corte en el escroto.
  • Mucho dolor o hinchazón en el área del escroto o de los testículos.

Otros posibles problemas de la vasectomía incluyen:

  • Sangrado en el lugar de la piel donde se realizó el corte (por lo general, se detiene por sí mismo).
  • Sangrado debajo de la piel que puede causar hinchazón o un moretón (denominado “hematoma”). Suele desaparecer por sí mismo. Colocarse hielo en el moretón y tomar analgésicos de venta libre puede ayudar.
  • Hinchazón (denominada “granuloma espermático”) a causa de una fuga de esperma en los conductos deferentes. Suele desaparecer por sí mismo, pero es posible que el médico deba drenarlo.
  • Es común sentir dolor o molestias temporales. Puedes tomar analgésicos de venta libre y usar ropa interior de soporte que no permita que los testículos cuelguen. El dolor prolongado es muy poco frecuente, pero es posible. Si esto sucede, debes hablar con un médico o enfermero acerca de un posible tratamiento.

 

¿Es eficaz la vasectomía?

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces que existen y es EL método más eficaz para las personas que tienen pene y testículos. La vasectomía tiene una efectividad de casi un 100% en prevenir embarazos, pero no inmediatamente. Deben transcurrir alrededor de 3 meses hasta que el semen deje de tener esperma.

Unos meses después de la vasectomía, el médico realiza una prueba sencilla denominada “análisis de semen” para verificar si hay esperma en tu semen. Deberás masturbarte en un vaso o usar un condón especial al tener relaciones sexuales para obtener una muestra de semen. El médico te informará cuando no hay esperma en el semen y la vasectomía comience a funcionar como método anticonceptivo. No debes tener sexo sin protección hasta que el médico diga que es seguro.

La vasectomía es muy eficaz porque su objetivo es que sea permanente, de modo que no puedes olvidarte de usarla ni equivocarte en su uso. Evita embarazos todo el tiempo durante el resto de tu vida. Por lo tanto, una vez que el médico diga que no tienes esperma en el semen, ya está; no tienes que hacer nada más para evitar embarazos. La vasectomía es un método anticonceptivo con el que, una vez te la hagas, no tendrás que volver a pensar al respecto.

Existe una mínima posibilidad de que los extremos de los conductos deferentes  vuelvan a unirse después de una vasectomía, lo que significa que puedes provocar un embarazo, pero es muy raro que suceda.

¿La vasectomía protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

No, la vasectomía no te protege ni a ti ni a tu pareja contra las enfermedades de transmisión sexual. El semen aún puede portar ETS, aunque no contenga esperma. Además, con algunas ETS, lo único que se requiere para el contagio es el contacto de piel a piel.

Usa condón para reducir las probabilidades de contagiarte o contagiar alguna ETS.

                                  Separe su cita con nuestros especialistas acá   

 

Fuente: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/vasectomia/que-tan-eficaz-es-la-vasectomia

El vaginismo es la imposibilidad de tener relaciones sexuales con penetración vaginal. “Lo llamamos primario, si se produce desde el inicio de las relaciones, y secundario, en aquellas mujeres que habiendo tenido relaciones con penetración, el dolor les impide tenerlas en el momento del diagnóstico”, explica a CuídatePlus Mercedes Herrero, ginecóloga de GINE4 y HM Hospitales.

Técnicamente, “el vaginismo es una contracción involuntaria del músculo de la vagina(denominado músculo pubococcígeo) que produce dolor en la penetración, o incluso la imposibilita”, describe Carolina Muñoz, especialista en Terapia de Pareja del Instituto Sexología, Medicina y Psicología Espill, en Valencia.

¿Cuáles son sus causas?

Herrero divide las causas del vaginismo en dos grupos:

  • Puede haber causas orgánicas. En ellas hay una alteración de las paredes vaginales: rigidez, tabiques o estrechez que impiden la penetración. En ocasiones son provocadas por malformaciones genéticas, otras secundarias a tratamientos, o a atrofia severa de la mucosa durante la menopausia.
  • En la mayoría de los casos son causas psicológicas, que fomentan una contracción involuntaria y duradera de las paredes vaginales, haciendo muy dolorosa o imposible la penetración. El miedo a las relaciones o una educación con prejuicios hacia la sexualidadfavorecen que aparezca.

Dentro de este segundo bloque, Muñoz comenta que “si la mujer en una etapa temprana de su sexualidad tiene algún temor o resistencia a la penetración por algún motivo (miedo al embarazo, al dolor, al placer, etc.), puede responder con esta contracción y a partir de ahí, siempre producirse esa respuesta ante el intento de la penetración (respuesta condicionada)”.

Impacto del vaginismo en su vida sexual

El vaginismo es un problema importante, porque afecta a la dinámica sexual de la pareja, quedando oculto en la zona privada de la relación. “Es necesario contar que esto existe y que hay formas para solucionarlo. Por ignorancia o vergüenza las dificultades van creciendo en el seno de la pareja, que incluso puede acabar rompiéndose por falta de entendimiento”, describe Herrero.

Además, las mujeres no saben a quién acudir en busca de ayuda, ni tampoco lo comentan con amigas o familiares. Es algo que se sufre en silencio.

También en la consulta ginecológica les cuesta mucho hablar de ello, piensan que a nadie más le pasa. No es algo que se comente con naturalidad en los medios de comunicación. “Es frecuente que sea en el momento de la exploración cuando se manifieste; antes la mujer no se ha atrevido a comentarlo o le cuesta mucho reconocer que tiene un problema”, explica Herrero.

El dolor o la imposibilidad de poder practicar el coito suele producirle a la mujer sufrimiento, se sienten limitadas respecto a su sexualidad y ello suele causarles problemas en sus relaciones de pareja.

Por otro lado, las mujeres que padecen de vaginismo, suelen enriquecer mucho su sexualidad a través de caricias en la zona externa de su vagina y dedican tiempo a la exploración de sus cuerpos para lograr el placer. “Alcanzan el orgasmo y pueden tener una sexualidad satisfactoria, pero al sentir que no pueden culminar sus relaciones sexuales con la penetración, se suelen sentir angustiadas e incompletas en su vida sexual, sobre todo en el momento el que se plantean su maternidad”, reflexiona la sexóloga de Espill.

“Una vez reconocido y tratado el vaginismo, la satisfacción profesional para nosotros es enorme”, afirma con orgullo la ginecóloga. Al respecto, Muñoz dice que “aunque a la paciente suele resultarle difícil y puede pasar bastante tiempo hasta tomar la decisión de acudir a un profesional (psicólogo/sexólogo), los resultados de la terapia, en la gran mayoría de los casos, son muy exitosos”.

Repercusión en cada etapa de la vida

Para Muñoz, es evidente que en el inicio de la sexualidad de la mujer el impacto es mucho menor. Al comienzo de las relaciones sexuales, la pareja dedica mucha atención a los besos, las caricias y el conocimiento de sus cuerpos y puede que la penetración no se intente hasta que no pase un cierto tiempo. En los primeros intentos de la penetración, puede ser considerado hasta ‘normal’ que se produzca dolor, molestias o que resulte imposible.

Conforme las relaciones sexuales se van consolidando, si el dolor persiste, la mujer ya empieza a adquirir conciencia del problema y a preocuparse por lo que le ocurre. Ahí empiezan a sufrir por lo que les sucede”, prosigue la sexóloga.

El momento en el que mayor impacto tiene el vaginismo para la mujer es cuando puede ser la causa de que su relación de pareja se rompa, o porque se está planteando la maternidad.

Según recuerda la ginecóloga de HM Hospitales, todas las mujeres tienen derecho a sentirse libres de ejercer una sexualidad plena, independiente de la edad. Hay circunstancias como la menopausia donde pueden aparecer cambios en la mucosa vaginal que favorezcan un vaginismo secundario. “Debemos estar atentos como profesionales para brindar el tratamiento adecuado y personalizado a cada caso”, subraya.

¿Cómo afrontar el vaginismo en solitario?

El vaginismo requiere un enfoque terapéutico multidisciplinar. “Los ginecólogos haremos una exploración física. Si se descartan causas físicas, remitiremos a la mujer a un sexólogo experto en el tema. Son psicólogos de formación con experiencia en tratamiento de disfunciones sexuales. Dentro de la terapia, se ajustarán los ejercicios a la situación de cada paciente: si no tiene pareja, si tiene relaciones con otras mujeres o si tiene una pareja heterosexual”, contextualiza Herrero.

La sexóloga del Instituto Espill explica que, en primer lugar, para tratar este problema es necesario que la mujer realice unos ejercicios ella sola. “Tiene que aprender y practicar unos ejercicios de relajación y, a continuación, ir de forma progresiva introduciendo distintos grosores de dildos (comúnmente conocidos como consoladores). Estos ejercicios se van realizando diariamente hasta que llega el día en que la mujer puede introducir el tamaño ‘real’ de dildo y ya no le produce dolor”.

Método para superarlo en pareja

En el caso de tener pareja, destaca Herrero, “es imprescindible la implicación de ambos en el tratamiento y seguimiento. Si la causa no es física, será el sexólogo el que vaya marcando las pautas. Es frecuente que tras resolver el problema, sean parejas con una complicidad mayor ycon relaciones que salen fortalecidas”.

Tal y como cuenta Muñoz, “para poder pasar a los ejercicios con la pareja, es imprescindible que la mujer haya practicado primero los ejercicios en solitario. Con la compañía de la pareja, es buen momento para realizar estos ejercicios cuando se está teniendo un encuentro sexual y hay excitación. Aquí es la pareja la que va introduciendo los dildos, empezando por el de menor grosor. De forma progresiva, la mujer va alcanzando la posibilidad de que la pareja le introduzca los distintos tamaños de dildos hasta alcanzar el tamaño aproximado del pene, momento en el que ya se puede dar paso a la penetración”.

 Separe su cita con nuestros especialistas acá  

 

Fuente: https://cuidateplus.marca.com/sexualidad/femenina/2018/07/26/-impacto-vaginismo-vida-sexual-mujer-166431.html