Preguntas Frecuentes

Cuando se quiere prevenir la aparición de algún problema sexual, o cuando se quiere detectar o tratar algunas de las fases del funcionamiento sexual, que son: la apetitiva o del deseo, la relacional, la excitatoria y la orgasmica, o algún problema derivado de la orientación y la identidad sexual. También se considera cuando existe un conflicto de pareja o un problema sexual que afecte la pareja.
Consiste en un proceso de evaluación, diagnóstico y propuesta terapéutica, inicialmente desde un punto de vista Biomedico y posteriormente psicosexual, es decir, se trata de un proceso mixto en el que se evalúa tanto los aspectos físicos y psicológicos que interfieren en el funcionamiento sexual y que causan diversidad de problemas sexuales.
Si es una consulta de sexología por primera vez, no es necesario y se vuelve opcional para una consulta de terapia en pareja.
Dependiendo del origen del problema o disfunción sexual puede haber un enfoque farmacológico, es decir, utilización de medicamentos o la realización de terapia sexual que consiste en la utilización de herramientas derivadas de la psicología clínica como la terapia cognitiva conductual, sobre todo en la superación de un problema que tenga predominio psicosexual.
Es opcional, no todos los trastornos sexuales requieren de la utilización de fármacos, sin embargo, comúnmente si se requieren si su origen es de predominio físico o médico.
Hay diversidad de enfoques que incluyen terapia médica farmacológica, quirúrgica y psicosexual. Se escogerá uno u otro, o un enfoque mixto dependiendo de la naturaleza y complejidad del problema.
Si, la mayoría de los problemas no quirúrgicos pueden ser tratados satisfactoriamente por un sexólogo clínico y los problemas quirúrgicos pueden ser tratados por el ginecobstetra y urólogo.
El sexólogo clínico es un médico especializado que se dedica exclusivamente en el bienestar y salud sexual y en el tratamiento de las alteraciones del funcionamiento sexual. El psicólogo es un profesional que se dedica en profundidad sobre las alteraciones de la psique y no necesariamente de manera exclusiva sobre la sexualidad.
A pesar de que no es un psicólogo, el sexólogo clínico está capacitado para abordar o para realizar un abordaje psico sexual de las disfunciones sexuales.
Cuando el origen del problema sexual o no sexual involucra algún componente del sistema reproductivo y geniturinario femenino, y cuya solución se encuentra en un abordaje de predominio médico o quirúrgico. Si el componente involucra la sexualidad y es mixto, o psicosexual se prefiere al sexólogo clínico.
Cuando el origen del problema sexual o no sexual involucra algún componente del sistema geniturinario y cuya solución se encuentra en un abordaje de predominio médico o quirúrgico. Si el componente involucra la sexualidad y es mixto, o psicosexual se prefiere al sexólogo clínico.