Descripción general

Ver sangre en la orina puede ser alarmante. Si bien, en muchos casos, la causa es inofensiva, la sangre en la orina (hematuria) puede indicar un trastorno grave.

La sangre que puedes ver se llama «hematuria macroscópica». La sangre en la orina que puede verse con un microscopio (hematuria microscópica) se detecta cuando el médico analiza la orina. En ambos casos, es importante determinar la causa del sangrado.

El tratamiento depende de la causa.

Síntomas

La hematuria macroscópica produce orina de color rosa, rojo o amarronado, que se debe a la presencia de glóbulos rojos. Se necesita muy poca sangre para que la orina se torne roja, y el sangrado no suele ser doloroso. Sin embargo, expulsar coágulos sanguíneos en la orina puede ser doloroso.

Por lo general, la orina con sangre no está acompañada por ningún otro signo ni síntoma.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta para ver al médico de inmediato si notas que hay sangre en la orina.

Algunos medicamentos, como el laxante Ex-lax, y algunos alimentos, como la remolacha, el ruibarbo y las bayas, pueden hacer que la orina se tiña de color rojo. Si la orina se tiñe por medicamentos, alimentos o ejercicio, el color podría desaparecer en unos días.

La orina con sangre tiene un aspecto distinto, pero es posible que no puedas diferenciarlas. Lo mejor es ver al médico siempre que notes que la orina tiene un color rojizo.

Causas

  • Infecciones de las vías urinarias. Se producen cuando ingresan bacterias en el cuerpo a través de la uretra y se multiplican en la vejiga. Algunos de los síntomas son: necesidad constante de orinar, dolor y ardor al orinar, y orina con olor muy intenso.

    En algunos casos, especialmente en los adultos mayores, el único signo de la enfermedad puede ser la sangre microscópica en la orina.

  • Infecciones renales (pielonefritis). Pueden presentarse cuando ingresan bacterias en los riñones desde el torrente sanguíneo o a través de los uréteres de los riñones. Los signos y síntomas suelen ser similares a los de las infecciones de vejiga, aunque es más probable que las infecciones de riñón causen fiebre y dolor en el costado.
  • Cálculo en la vejiga o en el riñón. A veces, los minerales presentes en la orina concentrada forman cristales en las paredes de los riñones o de la vejiga. Con el tiempo, los cristales se pueden transformar en piedras pequeñas y duras, que se llaman «cálculos».

    Por lo general, estos cálculos no causan dolor, de modo que probablemente no notes su presencia hasta que produzcan un bloqueo o pasen por las vías urinarias. Es entonces cuando los síntomas se vuelven inconfundibles: los cálculos en los riñones, en particular, causan un dolor insoportable. Los cálculos en los riñones o en la vejiga también pueden provocar sangrado visible o microscópico.

  • Agrandamiento de la próstata. La glándula prostática, que se encuentra debajo de la vejiga y rodea la parte superior de la uretra, suele agrandarse a medida que los hombres se acercan a la mediana edad. Entonces, comprime la uretra, por lo cual se bloquea parcialmente el flujo de orina. Algunos de los signos y síntomas del agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o HPB) son dificultad para orinar, necesidad urgente o constante de orinar y sangre visible o microscópica en la orina. La infección de próstata (prostatitis) puede provocar los mismos signos y síntomas.
  • Enfermedad renal. El sangrado urinario microscópico es un síntoma frecuente de la glomerulonefritis, una inflamación del sistema de filtración de los riñones. La glomerulonefritis puede ser parte de una enfermedad generalizada, como la diabetes, o puede presentarse por sí misma. Las infecciones virales o estreptocócicas, las enfermedades de los vasos sanguíneos (vasculitis) y los problemas inmunológicos, como la nefropatía por inmunoglobulina A, que afecta los pequeños capilares que filtran la sangre en los riñones (glomérulos), pueden desencadenar la glomerulonefritis.
  • Cáncer. El sangrado visible en la orina puede ser un signo de cáncer avanzado de riñón, vejiga o próstata. Por desgracia, es posible que estos tipos de cáncer no presenten signos ni síntomas en los primeros estadios, cuando se pueden tratar con más eficacia.
  • Trastornos hereditarios. La anemia de células falciformes, un defecto hereditario en la hemoglobina de los glóbulos rojos, provoca sangre en la orina, en forma de hematuria visible y microscópica. Otra posible causa es el síndrome de Alport, que afecta las membranas de filtración en los glomérulos de los riñones.
  • Lesión renal. Un golpe u otra lesión en los riñones por un accidente o por practicar un deporte de contacto puede provocar sangre visible en la orina.
  • Medicamentos. La ciclofosfamida, un medicamento que se usa contra el cáncer, y la penicilina pueden provocar sangrado urinario. A veces, el sangrado urinario aparece si tomas un anticoagulante, como aspirina o heparina, y a la vez tienes una afección que causa que sangre la vejiga.
  • Ejercicios extenuantes. En raras ocasiones, hacer ejercicios extenuantes provoca hematuria macroscópica, cuya causa se desconoce. Esto puede relacionarse con un traumatismo en la vejiga, la deshidratación o la descomposición de glóbulos rojos, que pueden deberse al ejercicio aeróbico continuo.

    Por lo general, las personas que corren son las más afectadas, aunque cualquiera puede sufrir sangrado urinario visible después de un entrenamiento intenso. Si ves sangre en la orina después de hacer ejercicio, no des por sentado que ese es el motivo. Consulta con el médico.

Con frecuencia, no es posible identificar la causa de la hematuria.

Factores de riesgo

Casi todas las personas, incluso los niños y adolescentes, pueden tener glóbulos rojos en la orina. Los factores que lo hacen más probable comprenden:

  • Edad. Muchos hombres mayores de 50 años tienen hematuria ocasional debido a un agrandamiento de la glándula prostática.
  • Una infección reciente. La inflamación renal tras una infección viral o bacteriana (glomerulonefritis posinfecciosa) es una de las principales causas de la sangre urinaria visible en los niños.
  • Antecedentes familiares. Es posible que seas más propenso al sangrado urinario si tienes antecedentes familiares de enfermedad renal o cálculos renales.
  • Ciertos medicamentos. Se sabe que la aspirina, los analgésicos antiinflamatorios no esteroides y los antibióticos como la penicilina aumentan el riesgo de sangrado urinario.
  • Ejercicios extenuantes. Los corredores de larga distancia son especialmente propensos al sangrado urinario inducido por el ejercicio. De hecho, la enfermedad se conoce a veces como «hematuria del corredor». Pero cualquiera que trabaje de forma extenuante puede contraer los síntomas.

 

 Solicite su cita con nuestros especialistas acá 

 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/blood-in-urine/symptoms-causes/syc-20353432

Qué es

La balanitis es el término que se utiliza para referirse a la inflamación del glande. También puede utilizarse como término para hacer referencia a la inflamación del clítoris, aunque de manera menos frecuente.

Causas

Javier Romero-Otero, del Hospital Universitario 12 Octubre, en Madrid, explica algunos de los factores que pueden causar balanitis. Son los siguientes:

• Tener la mala higiene. “Cuando no se realiza una higiene corporal adecuada, los microorganismos de la flora local se pueden comportar como patógenos irritativos” indica Romero-Otero. Por otro lado, la irritación también puede venir provocada por la utilización de determinados jabones.

• Adherencias en el prepucio. Las adherencias o la esclerosis prepucial pueden provocar el factor fimótico, que puede desembocar en balanitis.

•La balanitis también se puede producir por hipersensibilidad postcoital o causa traumática.

•Otra causa es el crecimiento bacteriano o micótico en una zona húmeda, dando lugar al factor infeccioso. Esta enfermedad también puede aparecer como resultado de una infección de transmisión sexual (ITS).

•Las alergias o el contacto con sustancias irritantes como jabones, detergentes o preservativos también pueden propiciar que aparezca la balanitis.

• Otras enfermedades: patologías sistémicas como diabetes o el VIH, pueden originarla.

Síntomas

Las manifestaciones que puede tener una persona con balanitis son:

  • Enrojecimiento de la zona acompañado de escozor o dolor.
  • Secreción uretral (a veces  maloliente).
  • Aparición de llagas rojas en el glande.
  • Incapacidad a la hora de retraer el prepucio.
  • Dolor al orinar.

    Síntomas

    Las manifestaciones que puede tener una persona con balanitis son:

    • Enrojecimiento de la zona acompañado de escozor o dolor.
    • Secreción uretral (a veces  maloliente).
    • Aparición de llagas rojas en el glande.
    • Incapacidad a la hora de retraer el prepucio.
    • Dolor al orinar.

 Prevención

La principal forma de prevención es llevando un buen hábito de higiene y mantener la zona limpia y seca.

Si la inflamación está relacionada con el uso del preservativo, se recomienda utilizar protección diseñada para pieles sensible. El experto hace hincapié  en usarlo cada vez que se mantengan relaciones sexuales con una nueva pareja.

Tipos

Balanitis candidiásica

Se produce una erupción enrojecida en el glande que puede doler o picar.

Balanitis por bacterias

Romero-Otero señala que puede deberse a dos tipos de gérmenes:

  • Balanitis por anaerobios: producen supuración maloliente y edema del glande.
  • Balanitis por aerobios: los síntomas son muy variables dependiendo del agente causal, pudiendo generar desde un pequeño enrojecimiento del glande hasta la aparición de fisuras y edema en éste.

Balanitis por herpes:

Los síntomas de este tipo de balanitis varían:

  • Primoinfección: tras un periodo de incubación de entre dos y 14 días, aparecen úlceras que pasan a costras en unos diez días. Además, suele acompañarse de inflamación de los ganglios inguinales.
  • Primer episodio no primario: el área afectada es más limitada y el tiempo de curación es más rápido.
  • Infecciones recurrentes: los síntomas son menos intensos que en las dos formas anteriores. Las lesiones aparecen en el mismo sitio que en el primer episodio, pero con menor extensión.

Liquen escleroso

Tal y como explica Romero-Otero, la lesión típica son placas blanquecinas en el glande que en ocasiones afectan también al prepucio. Pueden existir vesículas hemorrágicas y, menos frecuentemente, ampollas y ulceraciones. La afectación de la piel que produce el liquen escleroso puede producir un estrechamiento del prepucio, apareciendo así fimosis.

Balanitis circinada

Este tipo de balanitis puede estar asociado a otras patologías como el síndrome de Reiter o la artritis reactiva.

Lesiones premalignas (eritroplasia de Queyrat y enfermedad de Bowen)

Estas lesiones están asociadas a un riesgo elevado de evolucionar hacia un cáncer invasivo. Se estima en torno al 30 por ciento en la eritroplasia de Queyrat y un 20 por ciento en la enfermedad de Bowen.

Balanitis de Zoon

Se presenta especialmente en los varones de avanzada edad que no llevan un correcto hábito higiénico. Aparecen lesiones de color rojizo-anaranjado con los bordes delimitados.

Balanitis por irritantes (alérgicas)

La forma de presentación es muy variable.

Fármacos (eritema fijo medicamentoso)

La erupción se presenta a las 24-48 horas de haber administrado el fármaco concreto.

Tratamientos

A la hora de tratar la enfermedad, Javier Romero-Otero, recomienda en primer lugar, ser muy higiénico y utilizar agua y jabón diariamente. Además de mantener la zona seca.

Cuando se sospeche de infección bacteriana se pueden aplicar pomadas acompañas de tratamientos sistémicos. Si se sospecha de ITS se administrará un tratamiento específico. En casos en los que la enfermedad se produzca con frecuencia o de fimosis o parafimosis irreductible se puede realizar una circuncisión.

Otros datos

¿Cuál es su pronóstico?

El pronóstico de esta enfermedad depende de cuál haya sido su causa y los factores de riesgo que presente. En gran parte de los casos, la balanitis desaparece rápidamente si se siguen los tratamientos adecuados recomendados por un experto y no suele requerir intervención quirúrgica.

¿Qué complicaciones puede tener la balanitis?

Los riesgos que puede ocasionar esta enfermedad son los siguientes:

  • Puede producir diabetes mellitus.
  • Las relaciones sexuales pueden ser de riesgo.
  • Puede provocar inmunosupresión.
  • La balanitis puede afectar al riego sanguíneo de punta del pene y estrechar su orificio.
  • Por último, puede incrementar el riesgo de cáncer de pene.

 

 Separe su cita con nuestros especialistas acá    

 

Fuente: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/urologicas/balanitis.html

Descripción general

La circuncisión es la extirpación quirúrgica de la piel que cubre la punta del pene. El procedimiento es bastante frecuente entre los recién nacidos varones de determinadas partes del mundo, incluso en los Estados Unidos. Es posible realizar la circuncisión después del período neonatal, aunque es un procedimiento más complejo.

Para algunas familias, la circuncisión es un ritual religioso. El procedimiento también puede ser un tema de tradición familiar, higiene personal o cuidado preventivo de la salud. Sin embargo, otros consideran que la circuncisión es innecesaria o que es una desfiguración.

Por qué se realiza

La circuncisión es un ritual religioso o cultural para muchas familias judías e islámicas, así como para ciertas tribus aborígenes de África y Australia. La circuncisión también puede ser un asunto de tradición familiar, higiene personal o cuidado preventivo de la salud.

A veces, existe una necesidad médica de realizar la circuncisión; por ejemplo, cuando el prepucio está demasiado apretado como para moverlo hacia atrás (retraerlo) sobre el glande. En otros casos, especialmente en algunas partes de África, se les recomienda la circuncisión a los niños mayores o a los hombres a fin de reducir el riesgo de contraer determinadas infecciones de transmisión sexual.

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría, AAP) afirma que los beneficios de la circuncisión superan los riesgos. Sin embargo, la AAP no recomienda la circuncisión de rutina para todos los niños recién nacidos. La AAP les deja la decisión de la circuncisión a los padres y apoya la administración de anestésicos para los bebés que se sometan al procedimiento.

La circuncisión podría tener diversos beneficios para la salud, como los siguientes:

  • Higiene más sencilla. La circuncisión hace que sea más simple lavar el pene. Sin embargo, a los niños con pene no circuncidado se les puede enseñar a lavarse con regularidad la zona debajo del prepucio.
  • Menor riesgo de padecer infecciones urinarias. El riesgo de contraer infecciones urinarias en hombres es bajo; sin embargo, estas infecciones son más frecuentes en los hombres que no se sometieron a una circuncisión. Las infecciones graves que se presentan en las primeras etapas de la vida pueden causar problemas renales en el futuro.
  • Menor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual. Los hombres circuncidados podrían tener un menor riesgo de contraer determinadas infecciones de transmisión sexual, como VIH. Igualmente, las prácticas sexuales seguras siguen siendo esenciales.
  • Prevención de problemas penianos. En ocasiones, puede ser difícil o imposible retraer el prepucio de un pene no circuncidado (fimosis). Esto puede provocar inflamación en el prepucio o en el glande.
  • Menor riesgo de padecer cáncer de pene. Si bien el cáncer de pene es poco frecuente, es menos común en los hombres circuncidados. Asimismo, el cáncer cervical es menos frecuente en las parejas sexuales femeninas de los hombres circuncidados.

Sin embargo, los riesgos de no someterse a una circuncisión no solo son poco frecuentes, sino que se pueden evitar con un cuidado adecuado del pene.

La circuncisión podría no ser una opción si existen determinados trastornos en la coagulación de la sangre. Además, la circuncisión podría no ser adecuada para bebés prematuros que aún requieren atención médica en la sala de recién nacidos del hospital ni para bebés que nacen con anomalías en el pene.

La circuncisión no afecta la fertilidad y, en general, no se cree que aumente ni disminuya el placer sexual en los hombres o en sus parejas.

Riesgos

Las complicaciones más frecuentes asociadas con la circuncisión son sangrado e infección. También es posible que se presenten efectos secundarios relacionados con la anestesia.

En raras ocasiones, la circuncisión puede causar problemas en el prepucio. Por ejemplo:

  • Es posible que el prepucio se corte demasiado corto o demasiado largo
  • Es posible que el prepucio no cicatrice correctamente
  • La parte restante del prepucio podría volver a unirse al extremo del pene, lo cual requiere una reparación quirúrgica menor

Cómo prepararse

Antes de la circuncisión, el médico explicará los riesgos y beneficios del procedimiento. Tanto si estás planeando la circuncisión de tu hijo como la tuya, es probable que tengas que proporcionar el consentimiento por escrito para el procedimiento.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

La circuncisión en recién nacidos suele realizarse en la sala de recién nacidos del hospital, por lo general, dentro de los 10 días posteriores al nacimiento.

Para la circuncisión en recién nacidos, tu hijo estará acostado boca arriba, y le sujetarán los brazos y las piernas. Después de limpiar el pene y el área de alrededor, se inyectará anestesia en la base del pene o se aplicará sobre el pene como una crema. Se colocará una pinza especial o un anillo de plástico en el pene, y se retirará el prepucio.

Después, se recubrirá el pene con un ungüento, como un antibiótico tópico o vaselina, y se lo envolverá de manera holgada con gasa. El procedimiento, por lo general, lleva unos 10 minutos.

La circuncisión es similar para los niños más grandes y adultos. Sin embargo, si el procedimiento se practica más adelante, podría ser necesario llevarlo a cabo bajo anestesia general, la recuperación podría ser más prolongada y el riesgo de complicaciones podría ser mayor.

Después del procedimiento

Por lo general, la cicatrización del pene lleva entre 7 y 10 días. Se puede sentir dolor en la punta del pene al principio, y el pene puede enrojecerse, hincharse o presentar moretones. También podrías observar una pequeña cantidad de líquido amarillento en la punta del pene.

Si el bebé recién nacido está molesto mientras desaparece el efecto de la anestesia, sostenlo con cuidado para evitar presionar el pene.

Se puede lavar el pene mientras se cicatriza. Para un recién nacido, cambia el vendaje cada vez que le cambies el pañal y aplica una pequeña cantidad de vaselina en la punta del pene para evitar que se pegue en el pañal. Cambia a menudo el pañal de tu bebé y asegúrate de que no esté muy ajustado.

Si se ha usado un anillo de plástico en lugar de vendaje, este se caerá solo (por lo general, en una semana). Una vez que el pene se cicatrice, lávalo con agua y jabón durante el baño normal.

Es poco frecuente que aparezcan problemas después de la circuncisión. Comunícate con el médico en las siguientes circunstancias:

  • No orina normalmente dentro de las 12 horas después de la circuncisión
  • Hay sangrado persistente
  • Se observa un drenaje con mal olor de la punta del pene
  • El anillo de plástico continúa allí dos semanas después de la circuncisión

    Solicite su cita con nuestros especialistas acá 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/circumcision/about/pac-20393550

Descripción general

En los adultos, el carcinoma de células renales es el tipo más frecuente de cáncer de riñón y representa aproximadamente el 90 por ciento de los tumores cancerosos. También pueden presentarse otros tipos menos frecuentes de cáncer de riñón. Los niños pequeños son más propensos a desarrollar un tipo de cáncer de riñón llamado «tumor de Wilms».

La incidencia del cáncer de riñón parece ser cada vez mayor. Un motivo puede ser el hecho de que las técnicas de diagnóstico por imágenes, como las tomografías computarizadas, se usan con más frecuencia. Estas pruebas pueden hacer que se descubran más tipos de cáncer renal accidentalmente. En muchos casos, el cáncer renal se detecta en una etapa temprana, cuando los tumores son pequeños y están limitados al riñón, con lo cual son más fáciles de tratar.

Síntomas

En raras ocasiones, el cáncer de riñón causa signos o síntomas en sus primeros estadios. Y, en la actualidad, no existen pruebas de rutina para detectar el cáncer de riñón cuando no hay síntomas. En los últimos estadios, los signos y síntomas del cáncer de riñón pueden comprender:

  • Sangre en la orina, la cual puede verse de color rosa, rojo o cola
  • Dolor en la espalda o en los costados del cuerpo que no desaparece
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Cansancio
  • Fiebre que, por lo general, aparece y desaparece (intermitente)

Cuándo consultar al Especialista

Pide una cita médica con el médico si tienes síntomas o signos persistentes que te preocupen.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de riñón comprenden:

  • Edad avanzada. El riesgo de tener cáncer de riñón aumenta con la edad.
  • Tabaquismo. Los fumadores corren más riesgo de padecer cáncer de riñón que los no fumadores. El riesgo disminuye después de dejar de fumar.
  • Obesidad. Las personas que son obesas corren más riesgo de tener cáncer de riñón que las personas cuyo peso se considera promedio.
  • Presión arterial alta (hipertensión). La presión arterial alta aumenta el riesgo de padecer cáncer de riñón.
  • Tratamiento de la insuficiencia renal. Las personas que reciben diálisis a largo plazo para tratar la insuficiencia renal crónica corren más riesgo de tener cáncer de riñón.
  • Ciertos síndromes hereditarios. Las personas que nacen con ciertos síndromes hereditarios pueden correr más riesgo de tener cáncer de riñón, entre ellas, las personas que padecen la enfermedad de Von Hippel-Lindau, el síndrome de Birt-Hogg-Dubé, el complejo de esclerosis tuberosa, el carcinoma hereditario de células renales papilares o un cáncer renal hereditario.
  • Antecedentes familiares de cáncer renal. Incluso si no presentan un síndrome hereditario, las personas que tienen antecedentes importantes de cáncer de células renales presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de riñón.
  • Exposición a determinadas sustancias en el lugar de trabajo. Por ejemplo, podría ser una exposición al cadmio o a herbicidas específicos.

Prevención

Tomar medidas para mejorar tu salud puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de riñón. Para reducir el riesgo, haz lo siguiente:

  • Deja de fumar. Si fumas, deja de hacerlo. Existen muchas opciones para dejar de fumar, entre ellas programas de apoyo, medicamentos y productos de reemplazo de la nicotina. Dile a tu médico que deseas dejar de fumar y juntos debatan acerca de tus opciones.
  • Mantén un peso saludable. Trabaja en pos de mantener un peso saludable. Si tienes sobrepeso u obesidad, disminuye la cantidad de calorías que consumes por día e intenta mantenerte físicamente activo la mayoría de los días de la semana. Pregúntale a tu médico acerca de otras estrategias saludables que te ayuden a bajar de peso.
  • Controla la presión arterial alta. Pídele a tu médico que te controle la presión arterial en tu próxima consulta. Si tienes la presión arterial alta, puedes hablar acerca de las opciones para reducir los valores. Las medidas relacionadas con el estilo de vida, como hacer ejercicio, adelgazar y realizar cambios en la dieta, pueden ayudar. Es posible que algunas personas tengan que recurrir a los medicamentos para reducir la presión arterial.

                         Separe su cita con nuestros especialistas acá 

 

 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/kidney-cancer/symptoms-causes/syc-20352664

Descripción general

 

Varicocele

Los varicoceles son una causa frecuente de la baja producción y baja calidad del esperma, lo cual puede provocar esterilidad. Sin embargo, no todos los varicoceles afectan la producción de esperma. Los varicoceles también pueden hacer que los testículos no se desarrollen normalmente o se encojan.

La mayoría de los varicoceles se manifiestan con el tiempo. Afortunadamente, la mayoría de los varicoceles son fáciles de diagnosticar y muchos no necesitan tratamiento. Si el varicocele causa síntomas, se puede reparar quirúrgicamente.

Síntomas

A menudo, el varicocele no produce signos ni síntomas. Rara vez, puede causar dolor. El dolor puede:

  • Variar entre un dolor agudo y una molestia leve
  • Aumentar cuando estás de pie o haciendo esfuerzos físicos, especialmente durante largos períodos
  • Empeorar con el transcurso del día
  • Disminuir cuando te recuestas boca arriba
  • Alteración de la fertilidad

Con el paso del tiempo, el varicocele podría agrandarse y ser más evidente. El aspecto del varicocele se ha descrito como similar al de una «bolsa de gusanos». La afección podría causar hinchazón del testículo, casi siempre del lado izquierdo.

Cuándo consultar al Especialista

Debido a que el varicocele generalmente no produce síntomas, en general, no se necesita tratamiento. El varicocele podría detectarse durante una evaluación de la fertilidad o una exploración física de rutina.

Sin embargo, si tienes dolor o inflamación en el escroto, descubres un bulto en el escroto, observas que los testículos tienen diferente tamaño, padeciste varicocele cuando eras joven o tienes problemas para concebir, consulta a tu médico. Diversas afecciones pueden provocar un bulto en el escroto o dolor testicular, algunas de las cuales deben tratarse de inmediato.

Causas

El cordón espermático transporta sangre desde y hacia los testículos. No se sabe con exactitud qué produce el varicocele.

No obstante, muchos expertos creen que se forma cuando las válvulas dentro de las venas del cordón impiden el flujo adecuado de la sangre. La acumulación resultante hace que las venas se ensanchen. Esto podría dañar el testículo y afectar la fertilidad.

Con frecuencia, el varicocele se forma durante la pubertad. El varicocele suele aparecer en el lado izquierdo, muy probablemente debido a la posición de la vena testicular izquierda.

Factores de riesgo

No pareciera haber ningún factor de riesgo significativo para contraer varicocele.

Complicaciones

El varicocele podría causar lo siguiente:

  • Encogimiento del testículo afectado (atrofia). El grueso del testículo está compuesto por túbulos que producen esperma. Cuando se daña, por ejemplo por varicocele, el testículo se encoge y ablanda. No está claro por qué se encoge el testículo, pero el funcionamiento incorrecto de las válvulas permite que se acumule sangre en las venas, lo que puede provocar una mayor presión en ellas y la exposición a toxinas en la sangre que pueden causar daño testicular.
  • Esterilidad. El varicocele podría mantener la temperatura local dentro o alrededor del testículo demasiado alta, lo cual afecta la formación, el movimiento (motilidad) y el funcionamiento del esperma.

           Separe su cita con nuestros especialistas acá  

 

 

Fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/varicocele/symptoms-causes/syc-20378771

Las ITS, también llamadas Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) o enfermedades venéreas, son infecciones producidas por bacterias, virus, hongos o parásitos que se suelen ser transmitidas al tener relaciones sexuales sin protección.

Ejemplos

Existen más de 20 tipos de ITS; algunas son:

  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Clamidia
  • Herpes
  • Chancro
  • VIH
  • Hepatitis B
  • VPH

El VIH y la Hepatitis B no tienen cura, pero se puede reducir su efecto si son detectadas y tratadas oportunamente.

Formas de infección

A pesar de que se llaman de transmisión sexual, existen otras formas de adquirir ITS, a saber:

  • Sexo vaginal, oral o anal sin uso de condón.
  • Contacto de los genitales con piel infectada
  • Contacto con sangre, semen o fluidos vaginales infectados
  • Compartir agujas o jeringas
  • Recibir transfusiones de sangre contaminada
  • Se ha hecho piercings o tatuajes con elementos contaminados
  • Procedimientos odontológicos o médicos, cortes de cabello, manicure o pedicure con instrumentos no esterilizados.

Síntomas

  • Ardor al orinar
  • Supuración en los genitales masculinos
  • Flujo vaginal con olor y color distinto al usual
  • Dolor abdominal bajo o en los testículos
  • Úlceras genitales
  • Aparición de granos, verrugas, ampollas, inflamaciones o cambios no comunes en los genitales.

De presentar alguno de estos síntomas, es necesario consultar con un profesional de la salud.

Prevención

La forma más común de evitar una infección de transmisión sexual es mediante la utilización correcta del condón.

Aunque muchas personas dejan la utilización del condón sólo para la eyaculación, se recomienda utilizar preservativos para todo tipo contacto genital de tipo penetrativo (sexo vaginal y anal) e igualmente para la práctica del sexo oral.

Uso adecuado del condón masculino:

    1. Rasga el empaque por un lado con la yema de los dedos (por donde tiene las ranuras). No uses los dientes, las uñas, tijeras o navajas, pues el condón se puede romper.

Enfermedades de trasmisión sexual condon1

    1. Revisa que esté lubricado y no lo desenrolles antes de ponértelo.

Enfermedades de trasmisión sexual condon2

    1. Pon el condón en la cabeza del pene, estira la punta para que quede un espacio reservado para el semen.

Enfermedades de trasmisión sexual condon3

    1. Presiona la punta del condón para sacar el aire y desenróllalo hasta llegar a la base del pene.

Enfermedades de trasmisión sexual condon4

    1. Después de eyacular, sujeta el condón por su base y retíralo mientras el pene está erecto para evitar contacto con los fluidos

Enfermedades de trasmisión sexual condon5

    1. Deposítalo en la basura. Usa uno nuevo en cada relación sexual

Enfermedades de trasmisión sexual condon6

Uso adecuado del condón femenino:

  1. Retira el condón del empaque.
  2. Encuentra una posición cómoda. Para insertar el condón femenino, tendrás que encontrar una posición que te funcione. Es como ponerse un tampón: tienes que sentirte cómoda y tener acceso a tu vagina antes de poder insertar el condón. Puedes tratar de poniéndote en cuclillas, recostándote, o poniendo un pie sobre una silla.
  3. Sujeta los lados del anillo cerrado al tiempo. Aunque el preservativo será un poco resbaladizo a causa del lubricante, asegúrate de que tienes un agarre razonablemente firme antes de insertarlo.
  4. Inserta el anillo cerrado y el condón en tu vagina. Insértalo como un tampón. Empuja hacia arriba con el dedo.
  5. Empuja el anillo interno en la vagina, apuntando hacia la parte baja de la espalda hasta que llegue al cuello uterino. Una vez en el cuello uterino, naturalmente, se va a expandir y no podrás sentirlo más. De nuevo, esto es muy parecido a la inserción de un tampón – si todavía puedes sentirlo dentro de ti, entonces no lo colocaste correctamente.
  6. Saca tu dedo. Asegúrate de que el anillo abierto está colgando a una distancia de por lo menos una pulgada fuera de la vagina. Si cuelga mucho más, puede que tengas que comprobar si el anillo interior está insertado correctamente.
  7. Es normal que el condón femenino se mueva de un lado a otro una vez que estás teniendo sexo. Mientras el anillo interior se mantenga introducido y el pene del hombre esté dentro del condón, no hay problema. Si el pene se ha salido o el condón se ha aflojado, puedes volver a insertarlo cómodamente siempre que el hombre no haya eyaculado todavía.

Separe su cita con nuestros especialistas acá  

 

 

Fuente: https://profamilia.org.co/inicio/joven-2/servicios-joven/its-infecciones-de-transmision-sexual/

La vasectomía (también denominada “esterilización masculina”) es un procedimiento quirúrgico. El objetivo es que proteja contra embarazos de forma permanente, por lo que es muy efectiva.

¿Qué es una vasectomía?

Una vasectomía es una cirugía sencilla que realiza un médico en un consultorio, un hospital o una clínica. Los pequeños conductos en tu escroto que transportan el esperma se bloquean, por lo que el este no puede salir del cuerpo y provocar un embarazo. El procedimiento es muy rápido, y puedes regresar a tu casa ese mismo día. Además, tiene una altísima efectividad para evitar embarazos, casi del 100%.

Existen dos tipos de vasectomía: el método con incisión y el método no quirúrgico (sin corte) Los métodos sin corte reducen el riesgo de infección y otras complicaciones, y en general tardan menos tiempo en cicatrizar.

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y usualmente, no se puede revertir. Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas dejar a nadie embarazada durante el resto de tu vida.

El término “vasectomía” proviene de los conductos del escroto que se bloquean durante el procedimiento: los conductos deferentes (del latín vas deferens).

¿Cómo funciona la vasectomía?

Vasectomía vasectomy spanish whitebg

El esperma (las células microscópicas que se unen a un óvulo para provocar un embarazo) se genera en los  testículos. El esperma sale de los testículos a través de dos conductos denominados conductos deferentes y se mezcla con otros fluidos para crear el semen. El esperma en el semen puede provocar un embarazo si entra a la vagina.

Una vasectomía bloquea cada conducto deferente, dejando al esperma fuera del semen. Los espermatozoides permanecen en los testículos, y el cuerpo los absorbe. Alrededor de 3 meses después de una vasectomía, el semen deja de contener esperma, por lo que no puede provocar embarazos. Tendrás la misma cantidad de semen que antes, la única diferencia es que no tendrá esperma.

La vasectomía no cambia la forma en que se siente tener un orgasmo o eyacular (venirse). El aspecto, la textura y el sabor del semen siguen siendo iguales después de una vasectomía, lo único que cambia es que no puede dejar a nadie embarazada.

¿Qué tan segura es la vasectomía?

a vasectomía es extremadamente segura para la mayoría de las personas, pero todos los procedimientos médicos tienen algunos riesgos. El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, y en general, no se puede revertir.

¿Es segura la vasectomía?

La vasectomía es muy segura, y muy pocas personas tienen complicaciones. Sin embargo, como en todo procedimiento médico, existen posibles riesgos. Los riesgos más comunes de una vasectomía son leves y se pueden tratar.

¿Puedo hacerme a una vasectomía?

La mayoría de las personas que tienen pene y testículos pueden someterse a una vasectomía de forma segura. Tu médico o enfermera hablarán contigo sobre tu salud para asegurarse de que la vasectomía sea el procedimiento indicado para ti.

Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas tener hijos por el resto de tu vida.

Es posible que la vasectomía no sea una buena opción en los siguientes casos:

  • Puede que desees tener hijos biológicos en el futuro.
  • Tu pareja, tus amigos o tu familia te están presionando.
  • Esperas que una vasectomía solucione problemas que pueden ser pasajeros, como problemas matrimoniales o sexuales, enfermedades mentales o físicas de poca duración, problemas financieros o desempleo.

¿Se puede revertir una vasectomía?

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, de modo que, en general, no se puede revertir.

En ocasiones, es posible revertir una vasectomía, pero no hay garantías, y es posible que nunca recuperes la fertilidad. Revertir una vasectomía implica una cirugía complicada que puede ser muy costosa.

Que la reversión de una vasectomía dé resultado o no depende de:

  • El tiempo que transcurrió desde que te sometiste a la vasectomía.
  • El tipo de vasectomía que te hiciste.
  • Si tu cuerpo desarrolló anticuerpos contra el esperma (cuando tu sistema inmunitario ataca al esperma).

Si te preocupa la reversión al considerar someterte a una vasectomía, es probable que lo mejor sea esperar.

Antes de someterte a una vasectomía, piensa en cualquier cambio de vida que pueda afectarte en el futuro, como un divorcio, una nueva pareja o la muerte de un hijo. No necesitas el permiso de tu pareja para someterte a una vasectomía, pero es aconsejable que hables sobre esta decisión con ella (o cualquier persona que pueda apoyarte y aconsejarte al respecto).

Existen otras maneras no permanentes para evitar embarazos, como el condón, relaciones sexuales sin penetración, retirar el pene antes de eyacular. Además, tu pareja también tiene muchas opciones de métodos anticonceptivos. El DIU (dispositivo intrauterino) e implanteson casi tan eficaces como la vasectomía y duran mucho tiempo, pero no son permanentes.

¿Cuáles son los riesgos de una vasectomía?

Someterse a una vasectomía suele ser muy seguro, sin embargo, como en todo procedimiento médico, pueden existir algunos riesgos. Por ejemplo, dolores pasajeros, hematomas e infecciones son los más comunes. Es posible que la médico deba administrarte un antibiótico para tratar la infección.

Comunícate con el médico si te hiciste a una vasectomía y tienes alguno de los siguientes signos de infección:

  • Fiebre superior a 100 °F (38 °C).
  • Sangre o pus donde se realizó el corte en el escroto.
  • Mucho dolor o hinchazón en el área del escroto o de los testículos.

Otros posibles problemas de la vasectomía incluyen:

  • Sangrado en el lugar de la piel donde se realizó el corte (por lo general, se detiene por sí mismo).
  • Sangrado debajo de la piel que puede causar hinchazón o un moretón (denominado “hematoma”). Suele desaparecer por sí mismo. Colocarse hielo en el moretón y tomar analgésicos de venta libre puede ayudar.
  • Hinchazón (denominada “granuloma espermático”) a causa de una fuga de esperma en los conductos deferentes. Suele desaparecer por sí mismo, pero es posible que el médico deba drenarlo.
  • Es común sentir dolor o molestias temporales. Puedes tomar analgésicos de venta libre y usar ropa interior de soporte que no permita que los testículos cuelguen. El dolor prolongado es muy poco frecuente, pero es posible. Si esto sucede, debes hablar con un médico o enfermero acerca de un posible tratamiento.

 

¿Es eficaz la vasectomía?

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces que existen y es EL método más eficaz para las personas que tienen pene y testículos. La vasectomía tiene una efectividad de casi un 100% en prevenir embarazos, pero no inmediatamente. Deben transcurrir alrededor de 3 meses hasta que el semen deje de tener esperma.

Unos meses después de la vasectomía, el médico realiza una prueba sencilla denominada “análisis de semen” para verificar si hay esperma en tu semen. Deberás masturbarte en un vaso o usar un condón especial al tener relaciones sexuales para obtener una muestra de semen. El médico te informará cuando no hay esperma en el semen y la vasectomía comience a funcionar como método anticonceptivo. No debes tener sexo sin protección hasta que el médico diga que es seguro.

La vasectomía es muy eficaz porque su objetivo es que sea permanente, de modo que no puedes olvidarte de usarla ni equivocarte en su uso. Evita embarazos todo el tiempo durante el resto de tu vida. Por lo tanto, una vez que el médico diga que no tienes esperma en el semen, ya está; no tienes que hacer nada más para evitar embarazos. La vasectomía es un método anticonceptivo con el que, una vez te la hagas, no tendrás que volver a pensar al respecto.

Existe una mínima posibilidad de que los extremos de los conductos deferentes  vuelvan a unirse después de una vasectomía, lo que significa que puedes provocar un embarazo, pero es muy raro que suceda.

¿La vasectomía protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

No, la vasectomía no te protege ni a ti ni a tu pareja contra las enfermedades de transmisión sexual. El semen aún puede portar ETS, aunque no contenga esperma. Además, con algunas ETS, lo único que se requiere para el contagio es el contacto de piel a piel.

Usa condón para reducir las probabilidades de contagiarte o contagiar alguna ETS.

                                  Separe su cita con nuestros especialistas acá   

 

Fuente: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/vasectomia/que-tan-eficaz-es-la-vasectomia